SISTEMA SUTIL


SISTEMA SUTIL




El Ser interno, nuestra consciencia, es una energía (Yo la llamo energía de Amor Divino). Toda evolución y manifestación de energía material está guiada por la suprema energía de Amor Divino. No sabemos cuan poderosa y solícita es esta desconocida energía. El silencioso trabajo de la consciencia es tan automático, minucioso, dinámico y extenso que lo damos por supuesto. Al principio aparece como silenciosas vibraciones pulsando a través de nuestro Ser después de la Autorrealización. Nuestra atención vaga sobre las formas externas porque no podemos fijarla sobre algo que no tiene ninguna forma (Ser abstracto). Ahora bien, se ha descubierto un método por el cual puede hacerse fluir el Poder Divino y se llama "Sahaja Yoga".

La palabra Sahaja (Saha+ja) significa nacido consigo mismo, innato. Todo lo que es innato se manifestará sin ningún esfuerzo. Por eso "Sahaja Yoga" es el nombre dado a mi sistema, porque no requiere ningún esfuerzo y es fácil y espontáneo. Es consustacial a la naturaleza (pueden llamarlo fuente de vida, vitalidad o divino).

En el cuerpo humano encontramos tres tipos de sistema nervioso. El primero es el sistema nervioso central, el segundo el sistema ner­vioso simpático, que tiene un lado derecho y otro izquierdo; y el terce­ro es el sistema nervioso parasimpático.

El sistema nervioso simpático reacciona ante las situaciones de emergencia. Por ejemplo, si paseando por el bosque nos encontramos con un tigre, salimos corriendo rápidamente. Ante esta situación, los latidos del corazón se aceleran fuertemente. El responsable de esta reacción es el sistema nervioso simpático. La vuelta a la normalidad la lleva a cabo el sistema nervioso parasimpático, situado entre los cana­les izquierdo y derecho del simpático. No sé si la ciencia médica ha llegado o no a la conclusión de que los sistemas nerviosos simpáticos izquierdo y derecho actúan en direcciones opuestas, ya que son com­plementarios.

Por ejemplo, el sistema nervioso simpático izquierdo se nutre de un canal sutil, llamado Ida Nadi (Canal de la Luna), y el derecho del canal denominado Píngala Nadi (Canal del Sol). El Ida Nadi aporta al ser humano su aspecto emocional. El pasado se graba en el subcons­ciente a través del Ida Nadi. El subconsciente es el pasado, el pasado del presente también existe el pasado de ayer, el pasado de esta vida, el pasado que pro­viene de todo lo que se originó desde la Creación: el subconsciente colectivo.

El otro canal, el Píngala Nadi, nutre el aspecto físico e intelectual, de los seres humanos. En el centro se encuentra el parasimpático, que está formado por los haces entrecruzados de ambos sistemas nerviosos simpáticos, el izquierdo y el derecho. En consecuencia, cuando las situaciones de emergencia agotan los dos canales del sistema nervioso simpático, el parasimpático los relaja, y los nutre ayudándoles final­mente a recuperarse.

El  sistema   que   está   en   el   centro,   el   parasimpático,   se  nutre de otro  canal,  llamado  Sushuma   Nadi (Canal  del  Ascenso). Este  sistema ner­vioso   graba  todo  lo  que hemos logrado  en  nuestra  evolución.  Por ejem­plo,  los   humanos   son  seres superiores a los animales, y  poseen más  sensibilidad  que éstos en ciertas cuestiones. Si queréis que un perro o   un  caballo  atraviesen  una  sucia alcantarilla,  no  se  opondrán, pero un  ser humano  no  será   capaz  de   hacerlo.   Los  seres  humanos  han desarro­llado  una  sensibilidad  hacia la suciedad, la  inmundicia y  el mal olor, mientras que los animales no la poseen.

Hay  otros  muchos  ejemplos  que  demuestran  que  los  seres  humanos son  mucho  más sensibles   que  los  animales  ante  ciertas  situaciones. Toda esta sensibilidad,  todo lo que hemos  adquirido  en  nuestro proceso evolutivo   se  expresa  en  nues­tro  ser  a  través  del  sistema  nervioso central.


Shri Mataji Nirmala Devi




Además de los canales, el sistema sutil está conformado por 7 chakras principales, la Kundalini y el Espíritu:


CHAKRAS

Los siete principales centros de energía o chakras están situados a lo largo de la columna vertebral, que actúa sobre los plexos nerviosos correspondiente en nuestro cuerpo y por medio de estos también sobre los órganos relacionados. Los chakras también reflejan determinadas emociones, son los siguientes:


Mooladhara Chakra:

Localización: Hueso sacro, plexo pélvico

Cualidades: la inocencia, la sabiduría, humildad, espontaneidad







Swadistana Chakra:

Localización: parte inferior del abdomen, plexo aórtico

Cualidades: Creatividad, Conocimiento Puro, Atención pura, Dinamismo







Nabhi:

Localización: vientre, plexo solar

Cualidades: la alegría, la generosidad, la justicia, prosperidad, honestidad







Vacío:

Localización: alrededor del Nabhi

Cualidades: principio del maestro primordial






Anahata:

Localización: corazón, plexo cardíaco

Cualidades: el amor, la compasión, la alegría, la confianza, la seguridad, valentía







Vishuddhi:

Localización: cuello, plexo cervical

Cualidades: colectividad, comunicación, estado de testigo, fraternidad, amabilidad, cortesía, diplomacia






Agnya Chakra:

Localización: frente, quiasma óptico

Cualidades: el perdón, la libertad de pensamiento, la humildad





Sahasrara Chakra:

Localización: parte superior de la cabeza, área límbica

Cualidades: la integración, la paz, la conexión con lo divino, la meditación, conciencia sin pensamientos




Cuanto mejor sea la condición de los chakras, más nos damos cuenta de estas cualidades positivas en todos los aspectos de nuestras vidas y se irradian a través de nuestra personalidad y nuestro carácter.

La meditación regular permite un buen estado del sistema sutil y la energía Kundalini puede fluir sin obstáculos.




KUNDALINI







Kundalini es una energía primordial maternal. Es el reflejo de Adi Shakti, la energía divina en el hombre y en la mayoría existe en forma potencial. Descansa enrollada en tres vueltas y media en el hueso sacro y esperando ser despertada.

Sólo una persona con Kundalini despierta puede despertar la Kundalini de otra persona. Esto entonces sube espontáneamente (sahaja) a través del Sushumna Nadi (canal central) y conecta en el Sahasrara con el Espíritu. El ascenso de la Kundalini es un proceso natural que no puede ser realizado por los esfuerzos de la voluntad, el fanatismo, las prácticas tántricas u otras manipulaciones. Más bien, es un acto de misericordia de la naturaleza para los seres humanos.

Cuando la Kundalini asciende se siente entonces una brisa fresca sobre la cabeza y en las manos. A esta vibración se le llama en la India Paramchaitanya, en el Antiguo Testamento de Rhu, la 'brisa fresca del Espíritu Santo'. A menudo se presenta en forma de una serpiente o espiral.

Kundalini es una fuerza primaria materna, cuyo trabajo es proteger nuestro sistema sutil para limpiar, nutrir y traer las cualidades potenciales de los chakras a través de nosotros para desarrollarse plenamente. Esto va acompañado de un estado de paz y alegría interior y la libertad de pensamiento y acción.



EL ESPIRITU



Lo que se conoce en sánscrito como Atma o Espíritu está circunscrito en Occidente con varios términos, a menudo ambiguos: el Espíritu (universal), el verdadero  Yo.

El Espíritu es el reflejo de lo divino, que lleva cada persona en su corazón. El alma del hombre es el espejo en el que el eterno, omnipotente y omnipresente, la divinidad absoluta (Brahma, Shiva, Vishnu) se refleja como Atma o Espíritu.


El Atma o Espíritu se representa a menudo como el corazón llameante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario